Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
20 mayo 2020 3 20 /05 /mayo /2020 23:32

I. María es la más privilegiada y amada de Dios entre todas las puras criaturas.

II. María es Madre de Dios.

Por consiguiente, todo el honor que tributamos a María redunda en honor de Dios.

III. María es nuestra Madre y Abogada en el cielo.

Jesús desde la cruz dijo a su discípulo Juan: He ahí a tu madre, refiriéndose a María.

San Juan representa a todos los buenos cristianos, a quienes Jesús dio por madre a su propia Madre.

IV. El ser devoto de María es señal de predestinación, según dicen San Anselmo y otros santos.

Predestinación significa ser elegido para el cielo.

V. La Santa Iglesia nos da ejemplo de cómo debemos ser devotos de María.

La honra con un culto superior al de todos los Santos.

Le dedica muchos templos muy suntuosos, e imágenes muy devotas.

Tiene establecidas muchas festividades, oraciones y prácticas devotas en su honor.

VI. Dios se complace en conceder gracias muy extraordinarias, y a veces hasta milagrosas, a los que con  fe acuden a María.

Para ser verdadero devoto de María se debe procurar:

1) Evitar el pecado e imitar sus virtudes.

Lo que más aborrece María es el pecado.

Debemos procurar imitar a María especialmente en la humildad, castidad y caridad.

2) Comulgar a menudo.

Causa gran satisfacción a María el vernos unidos con Jesús en la Sagrada Comunión.

3) Rezar el Santo Rosario, llevar escapulario o medalla y practicar otras obras piadosas en su honor.

Además del Ave María la Santa Iglesia nos enseña a implorar la protección de la Virgen María con la Salve.

Compartir este post

Repost0
27 abril 2020 1 27 /04 /abril /2020 21:01

bp.jpgOtra clase de penas del Sacerdote proviene de los falsos hermanos. Bajo este nombre han de comprenderse no sólo los apóstatas y hombres de fe dudosa, sino también los hipócritas y violadores de secretos, los susurrones, murmuradores, detractores, y todos cuantos andan rondando la casa del Sacerdote, y notan y observan, y traen y llevan noticias de descontento y disgusto, y quejas que se levantan contra él. Semejantes personas suelen ser pródigas en palabras de respeto y de afecto a su persona, y de una fidelidad a toda prueba. Su respeto es servil, y sus frecuentes profesiones de buena voluntad, van por lo regular demasiado lejos. ¿Quién sospecha de esta clase de personas sin temor de incurrir en la nota de temerario y poco caritativo? Cuanto más virtuoso es el Sacerdote, más confiado suele ser. Cree que los demás son como él; detesta la simulación y piensa que los otros son incapaces de ese pecado. Por consiguiente, responde sencillamente y sin sospechar siquiera de que haya quien pueda tergiversar la significación de sus palabras, y cuando cree que puede hablar con santa libertad dice al que le pregunta todo lo que éste quiere saber. Luego, luego viene sobre la cabeza del Sacerdote, a manera de ejército de mosquitos, una nube de malas inteligencias, de peores interpretaciones y de narraciones o dictámenes dados por él, completamente inexactos. ¿De dónde, por qué, acerca de quién? Nadie lo sabe; pero deshacen amistades; se reavivan resentimientos que estaban ya muertos; la parroquia se divide en bandos; la disensión separa unas de otras las familias, hasta que al fin el pobre Sacerdote cae en cuenta del día y la persona, y las preguntas que dieron ocasión a las respuestas. Es una buena lección para lo futuro; no es la primera, tal vez, ni será tampoco la última. Y entonces, el pueblo le acusará de que es demasiado reservado y callado, como si no se le hubiera quemado hasta con cauterio. Los falsos hermanos son un gran mal, pero las falsas hermanas son una calamidad todavía mayor, en cuanto que son menos cuidadosas de oír bien y más difíciles en guardar lo que oyen.

Todas estas cosas mortifican, pero hay otras peores que mortifican todavía más. Tal es la obra de demolición de aquellos falsos hermanos, que miran con malos ojos todo acto de autoridad, y critican toda palabra que sale de los labios del Sacerdote. Semejantes personas viven en completo desacuerdo con los que están sobre ellos. El Párroco nunca tiene razón y no puede hacer cosa a derechas. Y claro es que semejantes murmuraciones inficionan a otros, causándoles descontento. S J M Vianney 7Estas cosas, consideradas en sí mismas, son despreciables; sin embargo, pueden ser motivo bastante para poner en guerra a los feligreses con el Párroco. Cuando el espíritu de crítica llega a prevalecer, es voraz y nunca se sacia. Desaparecen la paz y la caridad, y se levanta un muro de malquerencia entre el rebaño y el Pastor, de cuyas manos reciben la absolución de la Preciosísima Sangre y el Pan de vida eterna. A primera vista, algunos podrían extrañarse de que San Pablo, después de haber hecho un catálogo bien negro, por cierto, de pecados de la carne, añada “enemistades, contiendas, celos, iras, riñas, discordias, sectas”, y cierre la lista con “homicidios, embriagueces, glotonerías, y otras cosas semejantes” (Galat., V, 19-21). En verdad que los pecados del espíritu de “enemistades y disensiones”, son más satánicos que los pecados de la carne, porque Satanás no tiene cuerpo; y alejan más de Dios, porque son espirituales, y Dios es caridad.

 

“El Sacerdocio Eterno”, del Cardenal Manning (Ed. Balmes, Barcelona, 1959), Cap. XI: “Las penas del sacerdote”, punto IV (págs. 129-130).

Compartir este post

Repost0
15 abril 2020 3 15 /04 /abril /2020 20:16

Resurreccion-I-copia-1.JPGFue necesario que Cristo resucitase por cinco motivos.

 

Primero, para recomendación de la justicia divina, que es la encargada de exaltar a los que se humillan por Dios, según aquellas palabras de Lc. 1,52: Derribó a los poderosos de su trono, y exaltó a los humildes. Así pues, al haberse humillado Cristo hasta la muerte de cruz, por caridad y por obediencia a Dios, era necesario que fuese exaltado por Dios hasta la resurrección gloriosa. Por lo que en el Salmo 138,2 se dice de su persona: Tú conociste, esto es, aprobaste mi sentarme, es decir, mi humillación y mi pasión y mi resurrección, lo que equivale a mi glorificación por la resurrección, como lo expone la Glosa.

 

Segundo, para la instrucción de nuestra fe. Por su resurrección, efectivamente, fue confirmada nuestra fe en la divinidad de Cristo porque, como se dice en 2 Cor. 13,4, aunque fue crucificado por nuestra flaqueza, está sin embargo vivo por el poder de Dios. Y, por este motivo, se escribe en 1 Cor. 15,14: Si Cristo no resucitó, vana es nuestra predicación, y vana es nuestra fe. Y en el Salmo 29,10 se pregunta: ¿Qué utilidad habrá en mi sangre, esto es, en el derramamiento de mi sangre, mientras desciendo, como por unos escalones de calamidades, a la corrupción? Como si dijera: Ninguna. Pues si no resucita al instante, y mi cuerpo se corrompe, a nadie predicaré, a nadie ganaré, según expone la Glosa.

 

Tercero, para levantar nuestra esperanza. Pues, al ver que Cristo resucita, siendo Él nuestra cabeza, esperamos que también nosotros resucitaremos. De donde, en 1 Cor. 15,12, se dice: Si se predica que Cristo ha resucitado de entre los muertos, ¿cómo algunos de entre vosotros dicen que no hay resurrección de los muertos?”; y en Job 19,25-27 se escribe: Yo sé, es claro que por la certeza de la fe, que mi Redentor, esto es, Cristo,vive, por resucitar de entre los muertos, y por eso resucitaré yo de la tierra en el último día; esta esperanza está asentada en mi interior.

 

Cuarto, para instrucción de la vida de los fieles, conforme a aquellas palabras de Rom. 6,4: Como Cristo resucitó de entre los muertos por medio de la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una vida nueva. Y debajo (v. 9,11): Cristo, al resucitar de entre los muertos, ya no muere; así, pensad que también vosotros estáis muertos al pecado, pero vivos para Dios.

 

Quinto, para complemento de nuestra salvación. Porque, así como por este motivo soportó los males muriendo para librarnos de ellos, así también fue glorificado resucitando para llevarnos los bienes, según aquel pasaje de Rom. 4,25: Fue entregado por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación.

 

(Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica, III, q. 53, a. 1, c.).

Compartir este post

Repost0
8 abril 2020 3 08 /04 /abril /2020 05:07

La indulgencia es un perdón de la pena a pagar por nuestros pecados (en todo pecado hay una culpa y una pena: la culpa se perdona por el arrepentimiento y la confesión, mientras que la pena puede perdonarse de varias maneras). La Iglesia concede este perdón por la realización de alguna obra piadosa, aplicando a las almas el tesoro de los méritos de la Pasión de Cristo y de los Santos.

 

Oración para ganar las Indulgencias: Mi Señor y mi Dios, te suplico que me concedas, en consideración de los méritos de Nuestro Señor Jesucristo todas las indulgencias unidas a las oraciones y a las acciones que hoy realizaré. Quiero entrar en las intenciones requeridas para ganar estas indulgencias, con el fin de satisfacer a la justicia divina y de aliviar a las almas del Purgatorio.

 

Condiciones habituales: Confesión, comunión, visita de una iglesia y oraciones por las intenciones del Sumo Pontífice, es decir de la Santa Iglesia, las cuales son: la exaltación de la Fe; la extirpación de las herejías; la conversión de los pecadores y la paz entre los príncipes cristianos.

 

Ejercicios particulares de la Semana Santa  

A los fieles que participen en el Oficio de “Tinieblas” el Jueves, Viernes y Sábado Santos del canto de los salmos y de las lecciones, o que las sigan, según sus posibilidades, de una lectura piadosa o de la meditación de la Pasión de Nuestro Señor o de oraciones, se les concede:  

Indulgencia de 10 años, cada día. Plenaria (perdón de toda la pena de los pecados), si se asiste al Oficio los tres días, con confesión, comunión y oración por las intenciones del Sumo Pontífice.  

 

Meditación de la Pasión el Viernes Santo: A los fieles que mediten el Viernes Santo, en público o en privado, durante tres horas consecutivas, en los tormentos y la muerte del Redentor del mundo, o en sus últimas siete palabras en la Cruz, o reciten himnos, salmos u otras oraciones vocales, se concede:

Indulgencia plenaria. Condición: confesión, comunión el Jueves Santo o en la semana pascual y oración por las intenciones del Sumo Pontífice.  

 

A los fieles que visiten devotamente el Santísimo Sacramento en el Monumento el Jueves Santo y las primeras horas del Viernes Santo, recitando cada vez 5 Pater, Ave y Gloria en acción de gracias por la institución de la Santísima Eucaristía; con la recitación también de un Pater, Ave y Gloria por las intenciones del Sumo Pontífice, se concede:  

Indulgencia de 15 años en cada visita; indulgencia plenaria una vez al día con confesión y comunión.  

 

A los fieles que, a partir de las 15 horas del Viernes Santo hasta el mediodía del Sábado Santo, hagan oración o meditación, en público o en privado, durante media hora, para compadecer los dolores de María, se concede:  

Indulgencia plenaria con las condiciones habituales.  

 

A Jesús crucificado: Por el ejercicio del Via Crucis, ante uno legítimamente erigido, con contrición del corazón, indulgencia plenaria. Se gana una segunda indulgencia plenaria comulgando el mismo día. Indulgencia de 10 años por estación si se interrumpe el Via Crucis por una causa razonable. Durante todo el año.

 

O Crux ave, spes unica” (“Salve, Oh Cruz, mi única esperanza”).  

Indulgencia de 500 días; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.  

A los fieles que, por amor de la Pasión y muerte del Señor, reciten el Credo seguido de esta oración, se concede:  

Indulgencia de 10 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

Himno “Las banderas del Rey se enarbolan”, etc. (Vexilla Regis)  

Indulgencia de 5 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

A los fieles que reciten devotamente 7 Pater, Ave y Gloria ante una imagen de Jesús Crucificado, se concede:

Indulgencia de 7 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales, siempre que este ejercicio se haga todos los viernes del mes.  

 

A la Madre de dolores: Stabat Mater dolorosa”, etc. Indulgencia de 7 años; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.

 

Santa Madre, yo te ruego que me traspases las llagas del Crucificado en el corazón”.  

Indulgencia de 500 días. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

Si se añaden 5 Pater, Ave y Gloria, se concede: Indulgencia de 3 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

Preces et Pia Opera” (1938), colección oficial de la Sagrada Penitenciaría Apostólica.

Compartir este post

Repost0
8 abril 2020 3 08 /04 /abril /2020 05:07

De la Semana Santa en general

 

¿Por qué la última semana de Cuaresma se llama Santa?

La última semana de Cuaresma se llama Santa porque en ella se, celebra la memoria de los más grandes misterios que Jesucristo obró por nuestra redención.

 

¿Qué misterio se conmemora el Domingo de Ramos?

El Domingo de Ramos se conmemora la entrada triunfante de Jesucristo en Jerusalén seis días antes de su Pasión. ¿Por qué causa quiso Jesucristo entrar triunfante en Jerusalén, antes de su Pasión? Jesucristo, antes de su Pasión, quiso entrar triunfante en Jerusalén, como estaba profetizado: 1°, para alentar a sus discípulos, dándoles con ello una prueba manifiesta de que iba a padecer espontáneamente; 2°, para enseñarnos que con su muerte triunfaría del demonio, mundo y carne y nos abriría la entrada del cielo.

 

¿Qué misterios se celebran el Jueves Santo?

El Jueves Santo se celebra la institución del Santísimo Sacramento de la Eucaristía y del Sacerdocio, se recuerda el lavatorio de los pies y el precepto del amor cristiano.

 

¿Qué misterio se recuerda el Viernes Santo?

El Viernes Santo se recuerda la pasión y muerte del Salvador.

 

¿Qué misterios se honran el Sábado Santo?

El Sábado Santo se honra la sepultura de Jesucristo y su descendimiento al limbo.

 

¿Qué hemos de hacer para pasar la Semana Santa según la mente de la Iglesia?

Para pasar la Semana Santa según la mente de la Iglesia hemos de hacer tres cosas: 1ª, juntar al ayuno y abstinencia mayor recogimiento interior y mayor fervor en la oración; 2ª, meditar asiduamente y con espíritu de compunción los padecimientos de Jesucristo; 3ª, asistir si podemos a los divinos oficios con este mismo espíritu.

 

De algunos ritos de Semana Santa

 

¿Por qué el domingo de Semana Santa se llama Domingo de Ramos?

El domingo de Semana Santa se llama Domingo de Ramos por la procesión que en este día se celebra, en la cual los fieles llevan en la mano un ramo de olivo o de palma.

 

¿Por qué el Domingo de Ramos se hace la procesión llevando ramos de olivo o de palma?

El Domingo de Ramos se hace la procesión llevando ramos de olivo o de palma para recordar la entrada triunfante de Jesucristo en Jerusalén, cuando las turbas le salieron al encuentro con ramos de palma en las manos.

 

¿Quiénes fueron los que salieron al encuentro de Jesucristo cuando entró triunfante en Jerusalén?

Cuando Jesucristo entró triunfante en Jerusalén le salió al encuentro el pueblo sencillo y los niños, no ya la gente granada de la ciudad; disponiéndolo así Dios para darnos a entender que la soberbia los hizo indignos de tomar parte en el triunfo de Nuestro Señor, que gusta de la sencillez de corazón, de la humildad y la inocencia.

 

¿Por qué no se tocan las campanas desde el Jueves Santo hasta la vigilia pascual?

Desde el Jueves Santo hasta la vigilia pascual no se tocan las campanas en señal de gran tristeza por la pasión y muerte del Salvador.

 

¿Por qué se guarda el Jueves Santo un cáliz con una hostia consagrada en el monumento?

El Jueves Santo se guarda en el monumento un cáliz con una hostia consagrada para que se tributen especiales adoraciones al Sacramento de la Eucaristía el día en que se instituyó.

 

¿Por qué el Jueves Santo después de la Misa se desnudan los altares?

El Jueves Santo, después de la Misa, se desnudan los altares, a fin de representarnos a Jesucristo despojado de sus vestidos para ser azotado y puesto en Cruz y enseñarnos que para celebrar dignamente la Pasión hemos de despojarnos del hombre viejo, que son todos los afectos mundanos.

 

¿Por qué se hace el Lavatorio de los pies el Jueves Santo?

El Jueves Santo se hace el Lavatorio de los pies: 1°, para renovar la memoria de aquella humillación con que Jesucristo se rebajó a lavar los pies a sus Apóstoles; 2°, porque Él mismo exhortó a los Apóstoles, y en ellos a los fieles, a imitar su ejemplo; 3°, para enseñarnos que hemos de limpiar nuestro corazón de toda mancha y ejercitar unos con otros los oficios de la caridad y humildad cristiana.

 

¿Por qué el Jueves y Viernes Santos van los fieles a visitar el Santísimo Sacramento en muchas iglesias, en pública procesión o en particular?

El Jueves y Viernes Santo van los fieles a visitar el Santísimo Sacramento en muchas iglesias en memoria de los dolores que sufrió Jesucristo en muchos lugares, como en el Huerto, en las casas de Caifás, Pilatos y Herodes y en el Calvario.

 

¿Con qué espíritu han de hacerse las visitas a los monumentos?

Las visitas a los monumentos han de hacerse no por curiosidad, costumbre o pasatiempo, sino con sincera contrición de nuestros pecados, que son la verdadera causa de la pasión y muerte de nuestro Redentor; y con verdadero espíritu de compasión de sus penas, mediante los diversos padecimientos que sufrió; por ejemplo: en la primera visita, lo que padeció en el Huerto; en Ia segunda, lo que sufrió en el pretorio de Pilatos, y así en las demás.

 

¿Por qué el Viernes Santo, de un modo particular, ruega la Iglesia al Señor por toda suerte de personas, aun por los paganos y judíos?

La Iglesia, el Viernes Santo, ruega de un modo particular al Señor por toda suerte de personas para demostrar que Jesucristo murió por todos los hombres, y para implorar en beneficio de todos el fruto de su Pasión.

 

¿Por qué el Viernes Santo se adora solemnemente la Cruz?

El Viernes Santo se adora solemnemente la Cruz porque, habiendo sido Jesucristo clavado y muerto en ella en este día, la santificó con su sangre.

 

Si la adoración se debe sólo a Dios, ¿cómo se adora también la Cruz?

La adoración se debe a solo Dios, y por esto, cuando se adora la Cruz, nuestra adoración se refiere a Jesucristo, que murió en ella.

 

¿Qué hay que considerar de un modo especial en los ritos del Sábado Santo?

En los ritos del Sábado Santo, llamados la vigilia pascual, hay que considerar de un modo especial la bendición del cirio pascual y de la fuente bautismal.

 

¿Qué significa el cirio pascual?

El cirio pascual significa el resplandor y la gloria que Jesucristo trajo al mundo.

 

¿Por qué se bendice en la vigilia pascual la fuente bautismal?

En la vigilia pascual se bendice la fuente bautismal porque antiguamente en este día, como también la víspera de Pentecostés, se administraba solemnemente el Bautismo.

 

¿Qué hemos de hacer mientras se bendice la fuente bautismal?

Mientras se bendice la fuente bautismal hemos de dar gracias al Señor por habernos admitido al Bautismo, y renovar las promesas que entonces hicimos.

 

(del Catecismo Mayor de San Pío X).

Compartir este post

Repost0
3 marzo 2020 2 03 /03 /marzo /2020 21:44

San José c.Niño IIIA vos recurrimos en nuestra tribulación, bienaventurado José y después de haber implorado el auxilio de Vuestra Santísima Esposa, solicitamos también confiadamente vuestro patrocinio. Por el afecto que os unió a la Virgen Inmaculada, Madre de Dios; por el amor paternal que profesasteis al Niño Jesús, os suplicamos que volváis benigno los ojos a la herencia que Jesucristo conquistó con Su Sangre, y que nos socorráis con vuestro poder en nuestras necesidades.

Proteged, prudentísimo custodio de la Divina Familia el linaje escogido de Jesucristo; preservadnos, Padre amantísimo, de todo contagio de error y corrupción; sednos propicio y asistidnos desde el Cielo, poderosísimo Protector nuestro, en el combate que al presente libramos contra el poder de las tinieblas. Y del mismo modo que, en otra ocasión, librasteis del peligro de la muerte al Niño Jesús, defended ahora a la Santa Iglesia de Dios contra las asechanzas de sus enemigos y contra toda adversidad.

Amparad a cada uno de nosotros con vuestro perpetuo patrocinio; a fin de que, siguiendo vuestros ejemplos, y sostenidos por vuestros auxilios, podamos vivir santamente, morir piadosamente y obtener la felicidad eterna del Cielo. Amén.

Compartir este post

Repost0
3 marzo 2020 2 03 /03 /marzo /2020 21:40
Letanías de San José
 
K
ýrie, eléison.
Christe, eléison.
Kýrie, eléison. 
Christe, audi nos.
Christe, exáudi nos.
Pater de cælis Deus, miserére nobis.
Fili Redémptor mundi Deus,
Spíritus Sancte Deus,
Sancta Trínitas unus Deus,
Sancta María, ora pro nobis.
Sancte Joseph,
Proles David ínclyta,
Lumen Patriarchárum,
Dei Genetrícis sponse,
Custos pudíce Vírginis,
Fílii Dei nutrítie,
Christi defénsor sédule,
Almæ Famíliæ præses,
Joseph justíssime,
Joseph castíssime,
Joseph prudentíssime,
Joseph fortíssime,
Joseph obedientíssime,
Joseph fidelíssime,
Spéculum patiéntiæ,
Amátor paupertátis,
Exémplar opíficum,
Domésticæ vitæ decus,
Custos vírginum,
Familiárum cólumen,
Solátium miserórum,
Spes ægrotántium,
Patróne moriéntium,
Terror dǽmonum,
Protéctor sanctæ Ecclésiæ,
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, parce nobis, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, exáudi nos, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, miserére nobis.
 

S

eñor, ten piedad e nosotros.
Cristo, ten piedad e nosotros.
Señor, ten piedad e nosotros.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santísima Trinidad, que sois un solo Dios,
Santa María, ruega por nosotros.
San José,
Ilustre descendiente de David,
Luz de los patriarcas,
Esposo de la Madre de Dios,
Custodio purísimo de la Virgen,
Nutricio del Hijo de Dios,
Diligente defensor de Cristo,
Jefe de la Sagrada Familia,
José justísimo,
José castísimo,
José fortísimo,
José obedientísimo,
José fidelísimo,
Espejo de paciencia,
Amante de la pobreza,
Modelo de artesanos,
Gloria de la vida doméstica,
Custodio de vírgenes,
Sostén de las familias,
Consuelo de los desdichados,
Esperanza de los enfermos,
Patrono de los moribundos,
Protector de la Santa Iglesia,
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
 
V.  Constítuit eum dóminum domus suæ.
R.  Et príncipem omnis possessiónis suæ.
 
       Orémus.  Deus, qui ineffábili providéntia beátum Joseph sanctíssimæ Genetrícis tuæ sponsum elígere dignátus es : præsta, quǽsumus ; ut quem protectórem venerámur in terris, intercessórem habére mereámur in cælis : Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. R. Amen.
 
V.  Lo nombró administrador de su casa.
R.  Y señor de todas sus posesiones.
 
       Oración.  Oh Dios, que con inefable providencia te dignaste elegir a San José para esposo de tu Santísima Madre; te rogamos nos concedas tenerlo como intercesor en el cielo, ya que lo veneramos como protector en la tierra. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Compartir este post

Repost0
25 febrero 2020 2 25 /02 /febrero /2020 22:13

penitencia.jpgEs una doctrina tradicional de la espiritualidad cristiana que el arrepentimiento, el alejarse del pecado y volverse a Dios, incluye alguna forma de penitencia, sin la cual al cristiano le es difícil permanecer en el camino angosto y ser salvado (Jer. 18,11,25,5; Ez. 18,30,33,11-15; Jl. 2,12; Mt. 3,2; Mt. 4,17; He. 2,38). Cristo mismo dijo a sus discípulos que ayunaran una vez que Él partiera (Lc. 5,35). La ley general de la penitencia, por lo tanto, es parte de la ley de Dios para el hombre.
La Iglesia ha especificado días obligatorios de ayuno y abstinencia de carne, para asegurarse que los católicos realicen de alguna manera penitencia, como lo requiere la ley divina, y a la vez hacerles más fácil el cumplir con esta obligación.

 

El ayuno obliga a los que han cumplido 21 años. Están dispensados: los que hacen trabajos pesados, los faltos de salud, los pobres que viven de limosna y los que han cumplido 60 años.
La ley de abstinencia debe ser observada por todos desde la edad de siete años. Los días de abstinencia no se pueden comer ningún tipo de carnes (vaca, cerdo, aves), ni alimentos derivados de las mismas; por ejemplo, sopas, fiambres, etc.
No hay obligación de hacer ayuno y abstinencia si caen en días de fiestas de guardar, aún si es viernes (esto fuera del tiempo de cuaresma).

 

Modo de ayunar
 

monje.jpgLos días de ayuno está permitida solamente una comida completa, en la que se puede comer carne, siempre que no sea día de abstinencia. Están permitidas dos comidas más, las cuales, juntas, deben ser menores que la comida principal. Entre las comidas sólo pueden tomarse líquidos.
Por la mañana se puede tomar té o café con un poco de leche, o mate cuanto se desee, o chocolate preparado con agua, pan en pequeña cantidad, que no exceda los 62 gramos aproximadamente, con manteca, los huevos están exceptuados.
En la cena, cualquier comida, excepto carne y caldo, en cantidad que no exceda los 250 gramos.

 

Días de ayuno y abstinencia en la República Argentina [*]
 

En virtud de Indulto Pontificio son de obligación solamente:
• Días de abstinencia sola, sin ayuno: todos los viernes de Cuaresma
• Días de ayuno y abstinencia: el Miércoles de Ceniza, el Viernes Santo, la vigilia de la Asunción de la Smma. Virgen y el 23 de diciembre.

 

Días de ayuno y abstinencia en España

 

En virtud del Decreto de la Sagrada Congregación del Concilio del 28 de enero de 1949, al que se agrega el privilegio de la Bula de la Santa Cruzada, la ley de ayunos y abstinencias en España queda modificada de esta manera:
• Días de abstinencia sola: todos los viernes de Cuaresma.
• Días de ayuno y abstinencia: el Miércoles de Ceniza, el Viernes Santo, las vigilias de la Inmaculada Concepción (anteriormente, de la Asunción de la Virgen), y de la Natividad del Señor, que se anticipa al sábado de Témporas (sábado anterior al 25).

 

Días de ayuno y abstinencia en el resto del mundo

 

• Días de abstinencia sola: todos los viernes del año.
• Días de ayuno y abstinencia: el Miércoles de Ceniza, todos los viernes y sábados de Cuaresma, el Viernes Santo, las cuatro Témporas y las vigilias de la Asunción de la Virgen, de Pentecostés, de Todos los Santos y de la Natividad del Señor.
• Días sólo de ayuno: los demás días de Cuaresma.

 

[*] Nota de Oblatio Munda: Puede pensarse legítimamente que esta es aún la ley vigente entre nosotros en la actual situación de la Iglesia; cfr. artículo sobre el ayuno cuaresmal en Oblatio Munda en francés: http://oblatio-munda.over-blog.com/article-careme-2012-100377099.html 

 

http://propagandacatolica.blogspot.com/

Compartir este post

Repost0
12 febrero 2020 3 12 /02 /febrero /2020 02:19

¿Cuáles son los domingos que se llaman de Septuagésima, Sexagésima y Quincuagésima?

Se llaman domingos de septuagésima, sexagésima y quincuagésima el séptimo, sexto y quinto domingo antes del de Pasión.

 

¿Por qué razón la Iglesia desde el domingo de septuagésima hasta el Sábado Santo omite en los oficios divinos el Aleluya y usa ornamentos morados?

La Iglesia, desde el domingo de septuagésima hasta el Sábado Santo, omite en los divinos oficios el Aleluya, que es voz de alegría, y usa ornamentos morados, que es color de tristeza, para alejar con estas señales de tristeza a los fieles de las vanas alegrías del mundo e inculcarles el espíritu de penitencia.

 

¿Qué cosas propone la Iglesia a nuestra consideración en los divinos oficios de las semanas de septuagésima, sexagésima y quincuagésima?

En los divinos oficios de la semana de septuagésima, la Iglesia nos representa la caída de nuestros primeros padres y su justo castigo; en los de sexagésima, el diluvio universal, enviada por Dios para castigo de los pecadores, y en los tres primeros días de la semana de quincuagésima, la vocación de Abraham y el premio dado por Dios a su obediencia y a su fe.

 

¿Cómo es que, a pesar de las intenciones de la Iglesia, en tiempos de septuagésima, sexagésima y quincuagésima aun más que en otro cualquiera, se ven tantos desórdenes en algunos cristianos?

En este tiempo, aun más que en otro cualquiera, se ven tantos desórdenes en algunos cristianos por la malignidad del demonio, que queriendo contrariar los designios de la Iglesia, hace los mayores esfuerzos para inducir a los cristianos a que vivan según los dictámenes del mundo y de la carne.

 

¿Qué hemos de hacer para conformarnos con los designios de la Iglesia en tiempo de carnaval?

Para conformarnos con los designios de la Iglesia en tiempo de carnaval hemos de apartarnos de los espectáculos y diversiones peligrosas y atender con mayor cuidado a la oración y mortificación, haciendo alguna visita extraordinaria al Santísimo Sacramento, mayormente cuando está expuesto a la pública adoración; y esto para reparar tantos desórdenes con que Dios, en este tiempo es ofendido.

 

¿Qué hará quien por necesidad hubiere de hallarse en alguna diversión peligrosa de carnaval?

Quien por necesidad hubiere de hallarse en alguna diversión peligrosa de carnaval, ha de implorar primero el socorro de la divina gracia para evitar todo pecado; portarse luego con gran modestia y reserva, y recoger después el espíritu con la consideración de alguna máxima del Evangelio.    

(Catecismo Mayor” de San Pío X).

Compartir este post

Repost0
24 enero 2020 5 24 /01 /enero /2020 01:37

Homenaje a quien fue realmente Mons. Guérard, Para descargarlo, haga click aquí.

Compartir este post

Repost0

Contáctenos

  • : oblatio-munda
  • : Sitio de oración por las comunidades “non una cum”
  • Contacto

Oblatio Munda

rpguerard.JPG

«Es necesario que perdure sobre la tierra

la Oblación pura, la Oblatio munda.

Algunos me atribuyen la intención de querer

“salvar a la Iglesia”. Por el contrario, rechazo asociarme

con quienes manifiestan este propósito “in directo”.

Ya que, solo Dios, solo Jesús salvará a Su Iglesia

con el Triunfo de Su Madre. De eso estoy seguro,

aunque ignoro el “cómo”.

En cambio, estimo un deber todo sacrificio, hacer

todo lo que esté en mi poder para que perdure sobre

la tierra la Oblatio munda».

Mons. Guérard des Lauriers

(Sodalitium n° 13, marzo 1988)

  Spiritual Father of Sedevacantsm

«Yo no me ordené para cometer sacrilegios».

Padre Joaquín Sáenz y Arriaga, S.J.

 

p.barbara

«El deber de defender la Misa es

un honor y una gracia».

Padre Noël Barbara 

 

vinson«¡Tenemos un faro de verdad, y es Roma!

Seamos apasionados de Roma.

Tengamos por cierto que aquel que no

tiene afección por Roma ya cayó en el error;
y que no se puede caer en un error
(fundamental, grave) sin que falte
afección por Roma. Pidamos este amor
por la Verdad y por la Iglesia».
Padre Georges Vinson

  

null  El blog en francés

 

Buscar

Categorías