Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 febrero 2012 3 08 /02 /febrero /2012 23:10

est_com.jpgEl principio de la sabiduría es el temor del Señor”, dice el Salmo 110. Y a propósito, hallamos en el “Manual de vida perfecta” de Fray Juan de los Ángeles, monje franciscano que vivió durante el siglo de oro español, la transcripción de un texto profundísimo de San Bernardo, respecto al temor que debemos guardar ante el misterio de la gracia divina. He aquí las palabras del gran Abad cisterciense:

En verdad he deprendido que para retener y recuperar la divina gracia, ninguna cosa hay tan eficaz como hallarte en todo tiempo delante de Dios humilde, que temas y que no sepas altamente; porque se escribe: ‘Bienaventurado el varón que siempre está con miedo’ (Proverbios 28, 14). Teme, pues, cuando perdieres la gracia; teme cuando ella se fuere; teme cuando de nuevo volviere, que esto es estar siempre temeroso. Estos tres temores han de asistir continua y sucesivamente en el alma.

Cuando la gracia está presente, teme, si acaso no obras conforme a ella. ‘Videte (inquit Paulus) ne in vacuum gratiam Dei recipiatis’ (II Corintios 6, 1). [Ved que no hayáis recibido en vano la gracia de Dios]. Y si se retirase y ausentare, ¿por ventura hace de temer entonces más? Sin duda ha de ser así, porque allí adonde te falta la gracia, desfalleces y faltas tú. Teme, pues, quitada la gracia, como hombre que luego has de caer; teme y tiembla delante de Dios airado contra ti, como lo sientes. Teme, porque te dejó tu custodia, y no dudes de que la soberbia sea la causa de esto, aunque no se descubra, aunque no halles en ti ocasión alguna; porque lo que tú no sabes, sabe Dios, y el que te juzga, Dios es. ¿Por ventura quitará la gracia ya concedida al humilde el que se la promete y concede a los humildes? Luego argumento es de soberbia la privación de la gracia. Aunque algunas veces se quita la gracia de la consolación o se retrae, no por la soberbia que ya es, sino por la que ha de ser, si no se quita; como se le quitó a San Pablo, dándole el estímulo de la carne para que no se ensoberbeciese”. Y concluye el santo diciendo: “Bienaventurado serás si llenares tu corazón de este tres doblado temor; que temas mucho por la gracia recibida, mucho más por la perdida y mucho por la recobrada”.

 

(Extraído del “Manual de vida perfecta, de Fray Juan de los Ángeles; en “Místicos Franciscanos Españoles, B.A.C., 1949, págs. 536-537).

Compartir este post

Repost 0
Published by oblatio-munda
Comenta este artículo

Comentarios

Contáctenos

Oblatio Munda

rpguerard.JPG

«Es necesario que perdure sobre la tierra

la Oblación pura, la Oblatio munda.

Algunos me atribuyen la intención de querer

“salvar a la Iglesia”. Por el contrario, rechazo asociarme

con quienes manifiestan este propósito “in directo”.

Ya que, solo Dios, solo Jesús salvará a Su Iglesia

con el Triunfo de Su Madre. De eso estoy seguro,

aunque ignoro el “cómo”.

En cambio, estimo un deber todo sacrificio, hacer

todo lo que esté en mi poder para que perdure sobre

la tierra la Oblatio munda».

Mons. Guérard des Lauriers

(Sodalitium n° 13, marzo 1988)

  Spiritual Father of Sedevacantsm

«Yo no me ordené para cometer sacrilegios».

Padre Joaquín Sáenz y Arriaga, S.J.

 

p.barbara

«El deber de defender la Misa es

un honor y una gracia».

Padre Noël Barbara 

 

vinson«¡Tenemos un faro de verdad, y es Roma!

Seamos apasionados de Roma.

Tengamos por cierto que aquel que no

tiene afección por Roma ya cayó en el error;
y que no se puede caer en un error
(fundamental, grave) sin que falte
afección por Roma. Pidamos este amor
por la Verdad y por la Iglesia».
Padre Georges Vinson

  

null  El blog en francés

 

Buscar

Categorías