Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 abril 2017 6 01 /04 /abril /2017 01:02

La indulgencia es un perdón de la pena a pagar por nuestros pecados (en todo pecado hay una culpa y una pena: la culpa se perdona por el arrepentimiento y la confesión, mientras que la pena puede perdonarse de varias maneras). La Iglesia concede este perdón por la realización de alguna obra piadosa, aplicando a las almas el tesoro de los méritos de la Pasión de Cristo y de los Santos.

 

Oración para ganar las Indulgencias: Mi Señor y mi Dios, te suplico que me concedas, en consideración de los méritos de Nuestro Señor Jesucristo todas las indulgencias unidas a las oraciones y a las acciones que hoy realizaré. Quiero entrar en las intenciones requeridas para ganar estas indulgencias, con el fin de satisfacer a la justicia divina y de aliviar a las almas del Purgatorio.

 

Condiciones habituales: Confesión, comunión, visita de una iglesia y oraciones por las intenciones del Sumo Pontífice, es decir de la Santa Iglesia, las cuales son: la exaltación de la Fe; la extirpación de las herejías; la conversión de los pecadores y la paz entre los príncipes cristianos.

 

Ejercicios particulares de la Semana Santa  

A los fieles que participen en el Oficio de “Tinieblas” el Jueves, Viernes y Sábado Santos del canto de los salmos y de las lecciones, o que las sigan, según sus posibilidades, de una lectura piadosa o de la meditación de la Pasión de Nuestro Señor o de oraciones, se les concede:  

Indulgencia de 10 años, cada día. Plenaria (perdón de toda la pena de los pecados), si se asiste al Oficio los tres días, con confesión, comunión y oración por las intenciones del Sumo Pontífice.  

 

Meditación de la Pasión el Viernes Santo: A los fieles que mediten el Viernes Santo, en público o en privado, durante tres horas consecutivas, en los tormentos y la muerte del Redentor del mundo, o en sus últimas siete palabras en la Cruz, o reciten himnos, salmos u otras oraciones vocales, se concede:

Indulgencia plenaria. Condición: confesión, comunión el Jueves Santo o en la semana pascual y oración por las intenciones del Sumo Pontífice.  

 

A los fieles que visiten devotamente el Santísimo Sacramento en el Monumento el Jueves Santo y las primeras horas del Viernes Santo, recitando cada vez 5 Pater, Ave y Gloria en acción de gracias por la institución de la Santísima Eucaristía; con la recitación también de un Pater, Ave y Gloria por las intenciones del Sumo Pontífice, se concede:  

Indulgencia de 15 años en cada visita; indulgencia plenaria una vez al día con confesión y comunión.  

 

A los fieles que, a partir de las 15 horas del Viernes Santo hasta el mediodía del Sábado Santo, hagan oración o meditación, en público o en privado, durante media hora, para compadecer los dolores de María, se concede:  

Indulgencia plenaria con las condiciones habituales.  

 

A Jesús crucificado: Por el ejercicio del Via Crucis, ante uno legítimamente erigido, con contrición del corazón, indulgencia plenaria. Se gana una segunda indulgencia plenaria comulgando el mismo día. Indulgencia de 10 años por estación si se interrumpe el Via Crucis por una causa razonable. Durante todo el año.

 

O Crux ave, spes unica” (“Salve, Oh Cruz, mi única esperanza”).  

Indulgencia de 500 días; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.  

A los fieles que, por amor de la Pasión y muerte del Señor, reciten el Credo seguido de esta oración, se concede:  

Indulgencia de 10 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

Himno “Las banderas del Rey se enarbolan”, etc. (Vexilla Regis)  

Indulgencia de 5 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

A los fieles que reciten devotamente 7 Pater, Ave y Gloria ante una imagen de Jesús Crucificado, se concede:

Indulgencia de 7 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales, siempre que este ejercicio se haga todos los viernes del mes.  

 

A la Madre de dolores: Stabat Mater dolorosa”, etc. Indulgencia de 7 años; indulgencia plenaria cada mes con las condiciones habituales.

 

Santa Madre, yo te ruego que me traspases las llagas del Crucificado en el corazón”.  

Indulgencia de 500 días. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

Si se añaden 5 Pater, Ave y Gloria, se concede: Indulgencia de 3 años. Plenaria cada mes con las condiciones habituales.  

 

Preces et Pia Opera” (1938), colección oficial de la Sagrada Penitenciaría Apostólica.

Compartir este post

Repost 0
Published by oblatio-munda
Comenta este artículo

Comentarios

Contáctenos

Oblatio Munda

rpguerard.JPG

«Es necesario que perdure sobre la tierra

la Oblación pura, la Oblatio munda.

Algunos me atribuyen la intención de querer

“salvar a la Iglesia”. Por el contrario, rechazo asociarme

con quienes manifiestan este propósito “in directo”.

Ya que, solo Dios, solo Jesús salvará a Su Iglesia

con el Triunfo de Su Madre. De eso estoy seguro,

aunque ignoro el “cómo”.

En cambio, estimo un deber todo sacrificio, hacer

todo lo que esté en mi poder para que perdure sobre

la tierra la Oblatio munda».

Mons. Guérard des Lauriers

(Sodalitium n° 13, marzo 1988)

  Spiritual Father of Sedevacantsm

«Yo no me ordené para cometer sacrilegios».

Padre Joaquín Sáenz y Arriaga, S.J.

 

p.barbara

«El deber de defender la Misa es

un honor y una gracia».

Padre Noël Barbara 

 

vinson«¡Tenemos un faro de verdad, y es Roma!

Seamos apasionados de Roma.

Tengamos por cierto que aquel que no

tiene afección por Roma ya cayó en el error;
y que no se puede caer en un error
(fundamental, grave) sin que falte
afección por Roma. Pidamos este amor
por la Verdad y por la Iglesia».
Padre Georges Vinson

  

null  El blog en francés

 

Buscar

Categorías