Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 diciembre 2015 4 17 /12 /diciembre /2015 21:22

Mons. Robert F. McKenna, O.P.
8/07/1927 - 16/12/2015
Requiescat in pace

 

Mons. Robert F. McKenna, religioso dominico y Obispo católico, acaba de fallecer, en Estados Unidos, a la edad de 88 años.

Mons. McKenna había sido ordenado sacerdote en la Orden dominica por el Cardenal Amleto Cicognani (1883-1973), y había recibido la consagración episcopal, el 22 de agosto de 1986, en Raveau, de Mons. Guérard des Lauriers O.P., ya que compartía la “Tesis de Cassiciacum” del gran teólogo dominico francés sobre la vacancia de la Sede Apostólica.

Amigo del Instituto Mater Boni Consilii, varias veces vino en nuestra ayuda para administrar los sacramentos afrontando el largo viaje hacia Europa. Había venido a Verrua por primera vez en 1991 (para la ordenación del P. Giugni), luego en 1994 (para la ordenación del P. Cazalas), en 1996, a Bélgica (para la ordenación del P. Stuyver), y finalmente en 2002 confirió la consagración episcopal a Mons. Geert Stuyver, para asegurar la continuidad del sacerdocio católico.

El Instituto lo recuerda con gran afecto por su bondad, su caridad y su fidelidad a la buena doctrina. Ciertamente no le faltará el sufragio de nuestras oraciones y recomendamos su bella alma a las oraciones de nuestros fieles y amigos.

Haz Señor que el alma de tu siervo Robert Fidelis, Obispo, la cual has librado del fatigoso combate de este mundo, sea añadida a la sociedad de tus Santos” (Misal Romano).

Requiescat in pace.

Si no vivimos tanto como para ver la victoria, tampoco veremos la derrota” (Homilía de Mons. McKenna en ocasión de la Ordenación del P. Ugolino Giugni, 12 de enero de 1991).

 

http://www.sodalitium.it/

+ Mons. Robert F. McKenna, O.P.
+ Mons. Robert F. McKenna, O.P.

Compartir este post

Repost 0
Published by oblatio-munda
Comenta este artículo

Comentarios

Contáctenos

Oblatio Munda

rpguerard.JPG

«Es necesario que perdure sobre la tierra

la Oblación pura, la Oblatio munda.

Algunos me atribuyen la intención de querer

“salvar a la Iglesia”. Por el contrario, rechazo asociarme

con quienes manifiestan este propósito “in directo”.

Ya que, solo Dios, solo Jesús salvará a Su Iglesia

con el Triunfo de Su Madre. De eso estoy seguro,

aunque ignoro el “cómo”.

En cambio, estimo un deber todo sacrificio, hacer

todo lo que esté en mi poder para que perdure sobre

la tierra la Oblatio munda».

Mons. Guérard des Lauriers

(Sodalitium n° 13, marzo 1988)

  Spiritual Father of Sedevacantsm

«Yo no me ordené para cometer sacrilegios».

Padre Joaquín Sáenz y Arriaga, S.J.

 

p.barbara

«El deber de defender la Misa es

un honor y una gracia».

Padre Noël Barbara 

 

vinson«¡Tenemos un faro de verdad, y es Roma!

Seamos apasionados de Roma.

Tengamos por cierto que aquel que no

tiene afección por Roma ya cayó en el error;
y que no se puede caer en un error
(fundamental, grave) sin que falte
afección por Roma. Pidamos este amor
por la Verdad y por la Iglesia».
Padre Georges Vinson

  

null  El blog en francés

 

Buscar

Categorías