Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 octubre 2015 4 08 /10 /octubre /2015 00:44
Mes de Octubre, Mes del Santo Rosario

Era una antigua costumbre entre los romanos y lo fue también en la Edad Media, ofrecer coronas de flores a personas distinguidas como reconocimiento. También nosotros, instruidos por la Iglesia, ofrecemos a la Soberana Reina de Cielos y tierra, la Santísima Virgen, esas tres coronas de rosas que forman el Rosario.

El Rosario tiene tanta fuerza delante de Dios, que principalmente a su rezo se debió la victoria de las tropas cristianas contra el Islam en Lepanto, el 7 de octubre de 1571, luego de que el Papa San Pío V pidiera que se rezara con esta intención. Esta fiesta de Nuestra Señora del Rosario fue instituida recordando este hecho y pronto se extendió a toda la Iglesia.

 

El Rosario es una devoción muy eficaz

 

Dos son las cualidades que hacen más eficaces una oración:

- La perseverancia;

- La unión entre varios que se unen para rezar.

Las dos cualidades que brillan fuertemente en el Rosario.

La perseverancia: en el Rosario rogamos ardiente reiterada, insistentemente, ejerciendo una suave violencia sobre los Corazones de Jesús y María.

Cuando se reza en común se cumple aquello de Nuestro Señor en el Evangelio de San Mateo “Si dos de vosotros se unen entre sí sobre la tierra para pedir algo, sea lo que fuera, les será otorgado por mi Padre que está en los Cielos. Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre allí estoy en medio de ellos”.

Esta oración es eficacísima porque predispone en nuestro favor el Corazón de Nuestra Señora. Dice el Papa León XIII, que ha sido, podemos decir así, “el Papa del Rosario” lo siguiente:

Si con estas palabras rendimos a Dios, según nuestro deseo, la debida­ gloria; si nos proponemos no buscar otra cosa que el cumplimiento de su santísima voluntad; si exaltamos su bondad y su munificencia, invocando al Padre, y pidiéndole nos conceda, aun sin merecerlos, sus más preciados bienes, ¡cuánto se alegrará María y cuánto enaltecerá al Señor! No puede haber expresiones más dignas para dirigimos a la Divina Majestad que las de la Oración del Señor. Todo lo que en el Padrenuestro pedimos es lo más ordenado y lo más conforme a la fe, a la esperanza y a la caridad cristiana, ya que y ya por eso, aunque no sea más que por eso, obtiene el especial agrado de la Virgen Santísima. Esta además, al oímos rezar, reconoce en nuestro acento el timbre de voz de Su Hijo, que nos enseñó de viva voz esta oración, y nos la impuso diciendo: así habéis de orar. Cuando nuestra Madre nos vea cumpliendo fielmente la orden recibida, ¡con cuánto amor y solicitud nos atenderá! Las místicas coronas que le ofrendamos le serán sumamente agradables y se trocarán para nosotros en garantía de gracia y de salva­ción”.

La misma Santísima Virgen inspiró a Santo Domingo el pensamiento de instituir esta devoción para usarla contra los herejes albigenses. La Iglesia atribuye al Rosario buena parte de sus triunfos y ha recomendado muchas veces esta oración. De él dice el Papa Sixto IV: “La oración más oportuna para honrar a Dios y a la Virgen y librar al mundo de los peligros que lo amenazan”.

Compartir este post

Repost 0
Published by oblatio-munda
Comenta este artículo

Comentarios

Contáctenos

Oblatio Munda

rpguerard.JPG

«Es necesario que perdure sobre la tierra

la Oblación pura, la Oblatio munda.

Algunos me atribuyen la intención de querer

“salvar a la Iglesia”. Por el contrario, rechazo asociarme

con quienes manifiestan este propósito “in directo”.

Ya que, solo Dios, solo Jesús salvará a Su Iglesia

con el Triunfo de Su Madre. De eso estoy seguro,

aunque ignoro el “cómo”.

En cambio, estimo un deber todo sacrificio, hacer

todo lo que esté en mi poder para que perdure sobre

la tierra la Oblatio munda».

Mons. Guérard des Lauriers

(Sodalitium n° 13, marzo 1988)

  Spiritual Father of Sedevacantsm

«Yo no me ordené para cometer sacrilegios».

Padre Joaquín Sáenz y Arriaga, S.J.

 

p.barbara

«El deber de defender la Misa es

un honor y una gracia».

Padre Noël Barbara 

 

vinson«¡Tenemos un faro de verdad, y es Roma!

Seamos apasionados de Roma.

Tengamos por cierto que aquel que no

tiene afección por Roma ya cayó en el error;
y que no se puede caer en un error
(fundamental, grave) sin que falte
afección por Roma. Pidamos este amor
por la Verdad y por la Iglesia».
Padre Georges Vinson

  

null  El blog en francés

 

Buscar

Categorías